Archivo

Posts Tagged ‘Evaluación’

FEEDBACK EFECTIVO

17 diciembre 2010 Deja un comentario

El feedback, es decir, la valoración, comentarios y correcciones que hacemos en el trabajo de los estudiantes, los ha realizado generalmente el docente por escrito y cuando el estudiante no está presente (fuera de clase, me refiero). En muchas ocasiones les hemos pedido que nos devuelvan el trabajo mejorado siguiendo los consejos y el feedback que les damos. Pero este tipo de feedback no es realmente efectivo porque llega al estudiante tarde y porque la mayoría de las veces no lo entiende y no sabe cómo puede mejorar su trabajo. (Clarke 2005, 2008).

Un feedback adecuado es fundamental para un aprendizaje real (ver entrada 16 diciembre). Veamos qué elementos componen un feedback efectivo, quién lo debería realizar, cuándo y cómo.

¿QUÉ? Para que el feedback sea efectivo, debe estar formado por estos tres componentes (Sadler 1989 citado en Clarke, 2005: 86):

a. Tener presente el objetivo / nivel de referencia / modelo al que se quiere llegar.

b. Comparar el nivel del producto actual con el del objetivo a conseguir.

c. Tomar las medidas necesarias para llegar al nivel de referencia (explicar cuáles son los success criteria, es decir, los rasgos que el trabajo tiene que tener para llegar al nivel que se pretende).

¿QUIÉN? Para que el feedback sea realmente efectivo se necesita que no sea exclusivamente el docente el que evalúe sino que también participe el resto del alumnado (co-evaluación y auto-evaluación).

¿CUÁNDO? Es fundamental que se lleve a cabo en clase, mientras el trabajo está realizándose y no una vez realizado, como ocurre la mayoría de las veces. Se puede, por ejemplo, escoger el trabajo de un estudiante al azar para que toda la clase lo evalúe y decida qué puntos están bien y qué puntos es necesario mejorar.

¿CÓMO? Los estudiantes y el docente discuten cuáles son los rasgos que definen un buen trabajo (success criteria) y los exponen en un póster a la vista de todos/as. Por ejemplo, si los estudiantes tienen que escribir una carta, el póster enumerará los elementos presentes en una carta: aspectos formales, aspectos de contenido, estructura, vocabulario y lenguaje que hay que utilizar, convenciones sociales, etc. Los estudiantes escriben sus cartas y van marcando los elementos (success criteria) que van incluyendo en ellas.

Se escoge el trabajo de un estudiante al azar y se le pide en distintos momentos que comente los success criteria que está utilizando; cuando termina, se fotocopia su trabajo a todo el grupo, que discute acerca de sus puntos positivos y puntos mejorables teniendo como guía los success criteria y se le dan ejemplos concretos de cómo puede incluir success criteria que ha olvidado. También se pueden mostrar ejemplos de otros años y comparar qué trabajos incluyen success criteria y cuáles no.

Se ha visto que, siguiendo este procedimiento, los estudiantes están más concentrados y su comportamiento es mejor, las clases se hacen más cortas y los trabajos resultantes son de mayor calidad (Clarke, 2008: 138).

Referencias:

Clarke, S. 2005. Formative Assessment in Action: Weaving the Elements Together. London: Hodder Education.

Clarke, S. 2008. Active Learning through Formative Assessment. London: Hodder Education.

Anuncios

EVALUACIÓN FORMATIVA

15 noviembre 2010 Deja un comentario

La evaluación formativa cubre, desde mi punto de vista, muchos más campos que no son meramente los que corresponden a la evaluación en su sentido más estricto: exige también introducir algunos elementos concretos en nuestras clases y cambiar, en algunos casos, aspectos de nuestra metodología. Mejor, entonces, describo la evaluación formativa nombrando los ingredientes de los que debería constar:

1. Transmitir la idea de que el esfuerzo es más importante que la posible inteligencia o habilidad con la que cuenta el estudiante para realizar una tarea. Si el estudiante piensa que la tarea es fácil porque es muy listo/a no pondrá tanto empeño cuando una tarea le resulte difícil porque achaca la facilidad de la tarea a algo que –teóricamente– no se puede cambiar, como es la inteligencia o la habilidad para hacer algo (‘a mí se me dan bien las matemáticas’). Sin embargo, si el estudiante consigue realizar la tarea porque se ha esforzado y ha entendido qué pasos hay que seguir para culminarla con éxito, su implicación en ocasiones futuras será mayor.

2. Compartir los objetivos de aprendizaje con los estudiantes: explicar explícitamente qué se va a aprender en cada clase de modo que los estudiantes sepan claramente qué acciones, pasos o comportamientos se espera de ellos/as (success criteria o WILT ‘What I am Looking For’)

3. Introducir una enseñanza dialógica para que los estudiantes hablen entre ellos/as (ver entrada 11 y 12 de noviembre sobre Study Buddies y Tiempo de espera) y plantear preguntas que fomenten la creatividad y el pensamiento crítico (ver entrada 8 de noviembre ¿Cómo hacemos las preguntas en el aula?).

4. Fomentar el uso de la auto-evaluación y la evaluación entre iguales, contrastando las tareas propias y / o de los compañeros con una lista de requisitos de los que la tarea debe constar para ser evaluada positivamente (de nuevo los success criteria).

5. Proporcionar feedback efectivo que ayude a reconocer los logros pero también a saber actuar sobre los fallos y ver cómo conseguir mejorarlos.

Referencias:

Clarke, Shirley. 2008. Active Learning through Formative Assessment. London: Hodder Education

¿CÓMO HACEMOS LAS PREGUNTAS EN EL AULA?

8 noviembre 2010 Deja un comentario

El modo en el que los profesores planteamos las preguntas en el aula incide directamente en el aprendizaje de nuestros estudiantes, en su participación en el aula y, en definitiva, en su motivación y ganas para aprender (Clarke 2008: 53-62). La mayoría de las veces nuestras preguntas son cerradas y van encaminadas a ver si el alumnado recuerda o no lo que hemos visto en clases anteriores. Aunque estas preguntas son perfectamente válidas y tienen un objetivo concreto, Clarke nos recuerda que deberíamos también fomentar el diálogo con nuestros estudiantes (y de los estudiantes entre sí), el pensamiento crítico y las respuestas creativas realizando preguntas de cinco modos distintos:

1. Dando una variedad de respuestas: “Which things are needed to plan a route? Compass, watch, map, GPS, trundle wheel, car, flag, atlas, globe.” (Clarke 2008: 56).

2. Realizando una afirmación: “All pupils should learn a foreign language. Agree or disagree?” (Clarke 2008: 59).

3. Presentando dos posibilidades (una correcta y otra incorrecta): “Why does this toy move and this one not?” (Clarke 2008: 60).

4. Dando la respuesta: “The answer is square. What might the question have been?” (Clarke 2008: 60).

5. Adoptando otro punto de vista: “How would a bully justify their actions?” (Clarke 2008: 62).

Referencias:

Clarke, S. 2008. Active Learning through Formative Assessment. London: Hodder Education

SHOW-ME BOARDS

19 octubre 2010 Deja un comentario

Hoy he estado en una clase de Clare McAlister (Universidad de Strathclyde), observando los micro-teachings de los estudiantes del PGDE de Geografía (se han organizado en grupos de 4 estudiantes, los cuales han contado con 20 minutos cada uno para exponer su trabajo). ¡Qué micro-teachings más estupendos!, clases muy bien preparadas en las que se incluyen tareas de aprendizaje cooperativo… Francamente, ¡qué buena experiencia!

Uno de los materiales que han usado para sus micro-teachings son los ‘show-me boards’. Son pizarras que varían en sofisticación: desde un simple folio plastificado, a una pequeña pizarra blanca, a algún ‘gadget’ electrónico.

Funcionan de la siguiente manera: cada estudiante (cada pareja o cada grupo, según se prefiera) tiene un ‘show-me board’. El docente plantea una pregunta (normalmente algo rápido de contestar como una pregunta cerrada, una respuesta de opción múltiple) y los estudiantes escriben su respuesta en sus ‘boards’ y lo levantan. Así el docente puede comprobar rápidamente quién sabe la respuesta y quién no.

Los show-me boards forman parte de la Evaluación Formativa (Formative Assessment) a la que dedicaré un post otro día. En este pequeño artículo Do you check for understanding often enough with students? Elena Aguilar nos da algunas ideas y también nos presenta interesantes referencias sobre este tipo de evaluación.