Archive

Posts Tagged ‘Metodología’

APRENDIZAJE COOPERATIVO EN ANDERSON COLLEGE (ANDERSON, SOUTH CAROLINA, EEUU)

En el Anderson College forman a los futuros profesores mediante un ‘Teacher education program’ de 4 años. Cada uno de estos 4 años, los estudiantes reciben formación sobre los distintos enfoques que se engloban bajo el término general de aprendizaje cooperativo, comenzando por los de menor complejidad a la hora de ser llevados a la práctica:

Primer año: Enfoque estructural de Kagan, basado en estructuras que organizan la interacción social en el aula, fáciles de poner en marcha tales como: Numbered Heads Together, Roundtable, Pairs Check, Talking Chips, etc.

Segundo año: ‘Aprendiendo juntos’ de los hermanos David y Roger Johnson (Universidad de Minnesota) que subraya la importancia del conflicto cognitivo como condición indispensable para el aprendizaje basado en cinco pilares: 1) interdependencia positiva (en oposición al individualismo y la competición): lo que es bueno para mí es bueno para ti; 2) responsabilidad individual: cada miembro del equipo es responsable de una parte de la tarea y todas las partes son imprescindibles para llevar a cabo la tarea de manera correcta; 3) interacción cara a cara, fomentando el contacto visual; 4) desarrollo de destrezas sociales y 5) evaluación del trabajo en grupo y el desarrollo de estas destrezas.

Tercer año: enfoques que implican un mayor manejo de las destrezas cooperativa como STAD y TGT de Slavin y su equipo. STAD: Students Teams Achievement Divisions, donde los estudiantes aprenden el material en sus grupos pero realizan pruebas individuales para reforzar la responsabilidad individual. En TGT Teams Games Tournament los grupos compiten entre sí para conseguir puntos para sus equipos.

Cuarto año: enfoques complejos de llevar a cabo en el aula y menos estructurados como Complex instruction de Cohen en el que las tareas están diseñadas de modo que todos los estudiantes tienen posibilidades de realizar aportaciones o Group Investigation de Sharan y Sharan, basado en tres componentes: 1) investigación (análisis del problema desde distintos puntos de vista), 2) interacción (mediante actividades y desarrollo de destrezas) e 3) interpretación (presentación de resultados a toda la clase).

Referencias:

Harris, J y B. Harley. 2004. Cooperative learning in teacher education. A 4-year model. En E. G. Cohen, C.M. Brody y M. Sapon-Shevin (eds) Teaching Cooperative Learning. The Challenge for Teacher Education. Nueva York: Suny Press. (65-81)

APRENDIZAJE COOPERATIVO Y FORMACIÓN PROFESORADO SECUNDARIA

¿Cuáles son las competencias que necesita un futuro docente de secundaria? Como indica Punset en su entrada ‘Menos contemplar, más interaccionar, la inteligencia social y la capacidad de trabajar en grupo se presentan como uno de los mayores retos a los que se enfrentan aquellos en busca de un puesto de trabajo. Como ya se puso de relieve en la entrada del día 16 de diciembre, el estudio de Hattie (2009) viene a refutar la afirmación anterior, demostrando que la influencia más importante sobre el aprendizaje viene de la interacción entre el profesorado y el alumnado.

León, Felipe, Iglesias y Latas (2011) inciden en la importancia de introducir técnicas de aprendizaje cooperativo en la formación del profesorado de secundaria apoyándose en cuatro pilares:

1. Como propuesta didáctica de formación del profesorado que fomente un contacto estrecho entre los estudiantes, un aprendizaje activo, rápido feedback a los estudiantes y que considere la diversidad de aprendizajes en el aula.

2. La presencia –en los contenidos curriculares del máster de formación del profesorado de secundaria– de elementos referentes a la interacción, la comunicación en al aula y el dominio de destrezas y habilidades sociales que fomentan el aprendizaje y la convivencia en al aula.

3. La necesidad del desarrollo de habilidades tales como la tolerancia, la cooperación  y la solidaridad entre personas y grupos y el desarrollo de hábitos de disciplina, estudio y trabajo individual y en equipo para la realización de las tareas de aprendizaje, capacidades presentes en el currículo que adquieren los estudiantes de la ESO y del Bachillerato.

4. Los efectos positivos del aprendizaje cooperativo en el aula en sus vertientes académicas (mejores resultados, mayor uso de estrategias de aprendizaje, mayor responsabilidad y autonomía), afectivas (motivación intrínseca, autoestima, apoyo social, cohesión grupal, participación) y sociales (desarrollo de habilidades sociales, empatía y mayor tolerancia).

Después de leer el artículo de León et al, 2011 me surge esta pregunta, ¿se le saca al aprendizaje cooperativo el partido que se debiera en los cursos de formación del profesorado en general y en el máster de secundaria en particular?

Referencias:

León, B., Felipe, E., Iglesias, D. y Latas, C.  2011. El aprendizaje cooperativo en la formación inicial del profesorado de educación secundaria. Revista de Educación, 354: 715-729.

 

TEORÍAS DE APRENDIZAJE

13 diciembre 2010 Deja un comentario

Todos estamos de acuerdo en que detrás de una buena práctica hay una sólida teoría: como profesores, planteamos las clases de un modo o de otro porque creemos que nuestro modo de enseñar ayuda a nuestros estudiantes a aprender. Incluimos juegos,  canciones y Tics para hacerlas más dinámicas y entretenidas; buscamos tareas significativas, que sean de interés para el alumnado y que estén conectadas con la vida real; colocamos a los estudiantes en parejas o en grupos, les pedimos que interaccionen; otras veces les pedimos que trabajen de manera individual. Pero, ¿conocemos realmente qué factores facilitan o inhiben el aprendizaje?

¿Se aprende mejor a través de estímulos y respuestas? ¿Mi tipo de enseñanza es transmisiva o más bien constructiva? ¿Es el aprendizaje algo social o puramente individual? ¿Qué papel juegan las emociones en el aprendizaje? ¿Y la motivación? ¿Aprende todo el mundo de la misma manera? ¿Cuáles son los mecanismos que actúan en el aprendizaje?

Este enlace Learning Theories Website puede ayudarte a dar respuesta a algunas de estas preguntas y reflexionar sobre qué teorías de aprendizaje se apoya tu enseñanza.

APRENDIZAJE COOPERATIVO EN ALVA ACADEMY

25 noviembre 2010 Deja un comentario

Hoy he tenido la suerte de poder observar la clase de Lisa Russell en Alva Academy en la localidad del mismo nombre en Clackmannanshire (Escocia). Lisa trabaja –junto con otros compañeros/as del centro– con el aprendizaje cooperativo y la clase que he observado hoy era de sociales de 1º de ESO. En clases anteriores habían trabajado los derechos y deberes y el objetivo de esta clase en concreto era trabajar sobre distintas temáticas relacionadas con los derechos humanos: trabajo infantil, pobreza, hambre, obesidad, emigración y bullying.

Para conseguir este objetivo, al comienzo de la clase los estudiantes se sentaron en grupos, según el acuerdo al que habían llegado en la clase anterior (agrupamiento según las preferencias de los estudiantes). Lisa explicó que cada grupo iba a estudiar un tema distinto, también acordado en la clase anterior. Cada grupo tendría unos materiales y unas preguntas que contestar sobre esos materiales. En una sesión posterior, los estudiantes realizarían un póster y una presentación oral de su tema.

Lisa explicó que con esta actividad se perseguía el objetivo académico de saber más sobre esos temas pero también el objetivo social de escuchar activamente a los compañeros/as del grupo y de mantener el nivel de ruido. A cada estudiante de cada grupo se le dio un papel: el encargado/a de los materiales, el capitán silencioso, el moderador/a y el portavoz del grupo.

En los materiales, los estudiantes encontraron información sobre su tema y cada miembro del grupo tenía una pregunta concreta que contestar a partir de esa información. Lisa dio 15 minutos para que los estudiantes leyeran estos datos y contestaran su pregunta individualmente. A continuación, les dio otros 15 mins para que, por turnos, cada miembro del grupo expusiera ante sus compañeros/as de equipo lo que había averiguado de su pregunta individual.

Por último, Lisa pidió a los estudiantes que evaluaran lo que habían aprendido por un lado y por otro lado, cómo habían cumplido el objetivo social de escuchar activamente y de mantener un nivel de ruido adecuado mostrando sus ‘Show me Boards’ (ver post día 19 octubre). Lisa dio una nota global a la clase de cómo habían trabajado en grupo y premió al equipo que mejor había trabajado en esa clase.

Una clase estupenda donde disfruté muchísimo. Gracias, Lisa.

ACTIVE LEARNING (APRENDIZAJE ACTIVO) (2)

24 noviembre 2010 Deja un comentario

Hoy quiero volver sobre la consabida frase de la “metodología activa y participativa en la que el estudiante sea el centro de su propio proceso de enseñanza-aprendizaje”.  ¿Cómo se traduce esta participación activa en la práctica? Algunas ideas:

1. El estudiante sabe en cada sesión qué es lo que va a aprender y a través de qué tareas, actividades o ejercicios va a aprender ese contenido. El docente lo comenta explícitamente al comienzo de la clase.

2. El alumnado revisa con el profesorado las destrezas / comportamiento que debe mostrar o los pasos que tiene que seguir para probar que ha aprendido el objetivo de la sesión en concreto. Estas destrezas / comportamientos / pasos se comentan explícitamente en la clase y se colocan en algún lugar visible como referencia.

3. Los estudiantes evalúan tareas ya realizadas por ellos mismos  o por otros estudiantes y valoran la calidad de las mismas, contrastándolas con las destrezas / comportamientos / pasos comentados en la clase y viendo hasta qué punto cumplen con las características de una tarea realizada correctamente.

4. El alumnado participa en el discurso del aula mediante el trabajo en pareja o en grupos y el profesorado plantea preguntas que invitan a la reflexión y a la creatividad.

5. Antes de que termine la clase, se inicia el debriefing (ver entradas de los días 12 y 14 de octubre), donde el alumnado junto con el profesorado, valora cómo se ha llevado a cabo el aprendizaje y los puntos que mantener / mejorar en sucesivas sesiones.

Referencias:

Clarke, Shirley. 2008. Active Learning through Formative Assessment. London: Hodder Education

INTELIGENCIAS MÚLTIPLES Y CENTROS DE APRENDIZAJE

17 noviembre 2010 Deja un comentario

La inteligencia es como una caja de herramientas con la que participamos en el juego del conocimiento. No todos tenemos las mismas herramientas en nuestras cajas, pero podemos mejorar el uso que hacemos de ellas y aprender del uso que los demás hacen de las suyas (Lefrançois 1997: 239).

Una estrategia para desarrollar las inteligencias múltiples habilidades es la creación de centros de aprendizaje. En cada centro de aprendizaje los estudiantes trabajan en parejas o en grupos sobre tareas que desarrollan el mismo tema desde la inteligencia en cuestión. Los estudiantes van rotando hasta pasar por todos los centros de aprendizaje.

Los nombres de los personajes de los centros de aprendizaje nos recuerdan las características de cada inteligencia (Campbell 1994):

1. Lingüística: William Shakespeare

2. Lógico  / matemática: Albert Einstein

3. Kinestésica: Martha Graham

4. Visual / Espacial: Pablo Picasso

5. Musical: Ray Charles

6. Interpersonal / Social: Teresa de Calcuta

7. Intrapersonal: Emily Dickinson

Referencias:

Campbell, B. 1994. The Multiple Intelligences Handbook. Stanwood, WA: Campbell & Associates.

Lefrançois, G.R. 1997. Psychology for Teaching. Belmont, CA: Wadsworth Publishing Company.

LOS 12 PRINCIPIOS DE CAINE Y CAINE

16 noviembre 2010 Deja un comentario

¿Cómo podemos llevar los resultados de las distintas investigaciones sobre cómo funciona nuestro cerebro y cómo aprendemos al aula? En la siguiente tabla, elaborada a partir de los principios de Renate y Geoffrey Caine, se cita cada uno de estos principios y lo que podemos hacer para sacarle el máximo provecho al proceso de enseñanza-aprendizaje:

PRINCIPIO

¿QUÉ HACER EN EL AULA?
1. El cerebro realiza varias funciones al mismo tiempo. Coordinar todas estas dimensiones.
2. Al aprender interviene toda nuestra fisiología. Incluir estrategias que permitan el movimiento físico y el cambio después de largos momentos de escucha pasiva.
3. Dar sentido a nuestras experiencias es algo innato. Proporcionar un entorno de aprendizaje estable.
4. La búsqueda de significado se da mediante patrones. Animar al cerebro para que busque estos patrones.
5. Las emociones no se pueden separar de la cognición. Utilizar la dimensión afectiva de la enseñanza.
6. Cada cerebro recibe y crea las partes y el todo. Incluir aprendizaje contextualizado y útil.
7. El aprendizaje implica atención específica y periférica. Organizar materiales que incluyan los dos tipos.
8. El aprendizaje implica procesos conscientes e inconscientes. Estimular el procesamiento activo, haciendo que los estudiantes revisen lo que han aprendido y cómo lo han aprendido.
9. Tenemos dos tipos de memoria: un sistema de memoria espacial y un grupo de sistemas para la memorización. Desarrollar estos dos tipos de memoria.
10. El cerebro comprende y recuerda mejor cuando los hechos y las destrezas están incluidas en la memoria espacial natural. Promover el aprendizaje con elementos de la vida real.
11. El reto anima al aprendizaje mientras que la amenaza lo cohíbe. Crear una ‘alerta relajada’.
12. Cada cerebro es único. Incorporar las Inteligencias Múltiples en el aprendizaje, enseñanza y evaluación como herramientas de un enfoque multidimensional de la enseñanza

Referencias:

Caine, R.N. y G. Caine. 1991. Making Connections: Teaching and the Human Brain. Alexandria, VA: Association for Supervision and Curriculum Development.